Saltar al contenido

🏺 blog de cerámica

En la parte superior hemos estado haciendo referencia de forma más específica, a las herramientas, pero en esta parte del blog de cerámica, vamos a ver de forma más específica que te podemos aportar a nivel de teoría.

Por qué la cerámica es importante

La alfarería o cerámica es uno de los inventos humanos más antiguos, y ha existido desde antes del periodo Neolítico, con objetos que se remontan hasta el 29.000 a. C, incluso antes de la cerámica japonesa.

Aunque en el pasado la industria de la cerámica ha servido a nichos marginales, hoy en día las empresas de alfarería están prosperando gracias en parte al resurgimiento de la demanda por parte de los consumidores de objetos únicos y artesanales, en vez de los producidos en masa.

Del enorme interés que suscitan los objetos elaborados a partir de la arcilla ha surgido este blog de cerámica.

Con una perspectiva de futuro tan halagüeña, es posible que la cerámica sea más popular ahora que nunca antes. Sin embargo, ha alcanzado la situación actual después de una historia apasionante.

La Historia de la Cerámica

En algún momento entre el 6.000 y el 4.000 a.C. se inventaron en Mesopotamia los primeros tornos de alfarero.

Esto supuso toda una revolución en la forma en que los pueblos antiguos podían crear objetos a partir del barro.

Gracias al torno, los alfareros ya no estaban limitados por el largo proceso de moldear a mano el barro.

De hecho, pudieron disponer de una mayor libertad para experimentar con nuevas formas y estilos.

Aunque la cerámica siempre ha tenido cualidades artísticas intrínsecas, cuando apareció el torno de alfarero, la elaboración de objetos de barro evolucionó todavía más.

En vez de servir propósitos meramente funcionales, ahora también los servía de tipo artístico.

Los primeros tipos de objetos encontrados por los arqueólogos normalmente eran vasijas de barro moldeadas a mano, sin decorar ni esmaltar.

Sin embargo, hacia el 6.000 a.C. se había desarrollado en lugares como Oriente Medio, China y Europa un amplio abanico de técnicas de diseño.

Desde intrincados diseños pintados con esmalte cerámico que contaban la historia del reinado de un faraón, hasta cuencos y platos muy refinados, pasando por elaboradas figuras de animales, los ceramistas alcanzaron una pericia y una capacidad notables y sin precedentes.

Y todo ello gracias a la invención del torno de alfarero.

Si quieres saber más sobre esta práctica única y antigua, y sobre cómo ha evolucionado hasta la industria que es a día de hoy, te animamos a que sigas leyendo este blog de cerámica.

Así que pongámonos manos a la obra: ¡aquí tienes la guía definitiva sobre la historia de la cerámica!

¿Qué es la cerámica?

Antes de entrar de lleno en la historia de la cerámica, lo primero que haremos en este blog de cerámica será definir lo que es realmente y cómo se hace.

Como su nombre sugiere, la cerámica está hecha de materiales para cerámica, y comprende los principales tipos de objetos elaborados a partir de barro, como los de loza, gres y porcelana.

Para considerarse cerámica, una pieza debe estar cocida y contener arcilla al darle forma.

Como veremos en este blog de cerámica, para crear una de estas piezas, el alfarero o ceramista debe usar arcilla o barro para modelar darle la forma de un objeto concreto, ya sea a mano o usando técnicas de torneado.

A continuación, debe calentar el objeto a una temperatura elevada dentro de un horno para así eliminar el agua de la arcilla.

Esto provoca cambios en el objeto moldeado, aumentando su resistencia y durabilidad a la vez que establece su forma de manera permanente.

El alfarero puede decorar el objeto de arcilla antes o después de cocerlo. Sin embargo, para algunos procesos es necesario someter al barro a determinados preparativos con el fin de poder crear una pieza con éxito.

Con el amasado, un proceso que implica masajear la arcilla con tus manos, la humedad del barro se extiende por todo el bloque.

Cuando se hace correctamente, la arcilla tendrá un contenido de humedad uniforme, y estarás un paso más cerca de tu creación.

El siguiente procedimiento preparatorio cuando se trabaja con arcilla es el desaireado. Esto se consigue mediante una bomba de vacío conectada a una amasadora, o manualmente mediante el amasado.

Cuando la arcilla se haya desaireado y deshumedecido, estará lista para darle forma de distintas maneras.

Una vez que tenga la forma deseada, se deja secar y se cuece en un horno.

¿Qué crees que tiene la cerámica para que emocione tanto a la gente?

La cerámica ha existido desde que los pueblos antiguos deambulaban por la Tierra. Al ser una de las invenciones humanas más antiguas, la práctica de la alfarería se ha desarrollado junto con la civilización.

Los primeros objetos cerámicos se han fechado en el 29.000 a. C. Una de las piezas más populares que datan de este periodo es la Venus de Dolní Věstonice, descubierta en la República Checa, y que consiste en una figura cerámica de Venus representada como una mujer desnuda.

Como es posible encontrar arcilla prácticamente en cualquier parte, los primeros humanos tenían un acceso fácil a este versátil material.

Esto les permitía moldearlo para darle la forma del mundo que veían a su alrededor.

Además, al tener un acceso limitado a herramientas, la arcilla permitía a estos pueblos dar la forma a los objetos a mano, creando estatuillas humanas, cuencos, utensilios y mucho más.

En cuanto los humanos desarrollaron el fuego, descubrieron que al calentar estos objetos la arcilla se transformaba en un material distinto que tenía una forma permanente y les resultaba mucho más útil.

De esta forma, podían elaborar objetos como cuencos, platos y utensilios para conservar y preparar comida.

A medida que la civilización siguió avanzando, la cerámica avanzó con ella, incluso ayudando a la gente a sobrevivir y proporcionando una mayor calidad de vida.

Por ejemplo, hace unos 21.000 años, los pueblos que habitaban el Lejano Oriente sufrieron un clima excepcionalmente frío durante un largo periodo de tiempo.

Así que para sobrevivir, estos pueblos antiguos debían obtener el máximo valor calórico y nutricional de la comida que ingerían. Pues bien, la cerámica fue la solución.

Creando cazuelas, podían cocinar la comida y mejorar la ingesta de nutrientes a partir de la carne y de las plantas ricas en almidón, que eran los alimentos habituales propios de la zona.

Debido a sus muchos usos prácticos, la cerámica ha sido reverenciada a lo largo de la Historia.

Por supuesto, con el paso de los siglos, se ha desarrollado hasta abarcar mucho más que objetos cerámicos funcionales, como veremos en este blog de cerámica.

¿Cuándo se produjo la revolución en la producción de cerámica?

En algún momento entre el 6.000 y el 4.00 a.C. se inventó en Mesopotamia el primer torno de alfarero.

Esto inició una revolución en la manera en que los pueblos de la Antigüedad podían crear objetos de arcilla.

Gracias a ello, los alfareros ya no estaban limitados a moldear el barro a mano mediante un proceso largo. Por contra, podían disponer de mayor libertad para experimentar con nuevas formas y diseños.

Aunque la cerámica siempre ha tenido cualidades artísticas intrínsecas, cuando apareció el torno de alfarero supuso todo un cambio en este sentido.

En vez de servir para finalidades esencialmente prácticas, la cerámica se expandió y pasó a abrazar la expresión artística.

Los primeros tipos de objetos encontrados por los arqueólogos normalmente consistían en vasijas moldeadas a mano sin decorar ni esmaltar.

Sin embargo, hacia el 6.000 a.C., en lugares como Oriente Medio, China y Europa se había desarrollado una amplia variedad de técnicas de diseño.

Desde intrincados dibujos pintados que contaban la historia del reinado de un faraón, hasta cuencos y platos muy refinados, pasando por elaboradas figuras de animales, los ceramistas alcanzaron una capacidad y una pericia notables y sin precedentes.

Y todo ello gracias a la invención del torno de alfarero.

¿Cómo giraban los tornos de alfarero antes de la electricidad?

El primer torno de alfarero mecánico no se inventó hasta el siglo XIX. Por lo tanto, el primer torno manual fue un invento cuya utilidad se prolongó mucho en el tiempo.

Existen muchas formas de hacer funcionar un torno de alfarero sin electricidad.

En su mayor parte, los tornos se hacían girar empujándolos con los pies para darles vueltas.

Otras formas de girar un torno incluían el uso de un palo que se colocaba en un agujero en la parte superior de la rueda y a la que luego se le daba vueltas, o simplemente moviéndolo a mano.

Una vez que se inventó el torno mecánico, los alfareros empezaron a poder fabricar multitud de objetos en cada hora de trabajo, ¡revolucionando otra vez por completo la industria!

¿Cómo ha cambiado la elaboración de objetos de cerámica en el último siglo?

La alfarería ha cambiado un montón desde los primeros días, en los qe se elaboraban cuencos moldeados a mano y mediante tornos manuales.

El mayor cambio producido en los últimos 100 años está relacionado con el uso del horno para cerámica, otra herramienta necesaria en la industria de este arte.

Dado que los tornos de alfarero se electrificaron, lo mismo ocurrió con los hornos, que pasaron del gas a la electricidad.

Incluso en los últimos 20 años ha habido innovadores que han hecho progresar la industria de los hornos de alfarería, desarrollando programadores electrónicos para controlar la temperatura y alimentar los hornos.

En lo que respecta a la producción industrial, los objetos de cerámica cocida han pasado del torneado con plantilla al prensado.

El torneado con plantilla es la adaptación mecánica del torneado tradicional, y se usa cuando es necesario producir o duplicar en masa la misma forma, como en el caso de cuencos y platos.

Por otro lado, el prensado implica colocar un bloque de arcilla contra un molde para conseguir un diseño personalizado.

Además, algunos de los mayores innovadores de la industria alfarera actual han seguido un enfoque centrado en la tecnología.

De esta forma, la mayoría de las líneas de producción en las principales instalaciones de fabricación se han automatizado para reducir el trabajo humano a la vez que se aumenta la automatización mediante máquinas.

¿Cuál crees que es la mayor ventaja de fabricar objetos de cerámica?

La cerámica es una de las formas de arte más duraderas, por esto en nuestro en nuestro blog de arte le damos un enfoque tan prioritario.

De hecho, existen multitud de fragmentos que se han encontrado a lo largo del mundo pertenecientes a todos los periodos y civilizaciones.

No hay ninguna duda de que los objetos de cerámica se conversan mucho más que otros hechos con materiales menos duraderos.

Por lo tanto, cuando una persona elabora una pieza de cerámica, es posible que esté pensando en lo que va a durar, de modo que algo hecho con sus manos pueda ser encontrado milenios después: es algo que despierta el interés de muchos de los que aprenden esta técnica de distintas formas, como leyendo este blog de cerámica.

De hecho, muchos alfareros profesionales reconocen que éste es el motivo por el que empezaron en su profesión.

Por ejemplo, no es raro que muchos ceramistas piensen en el posible valor histórico de las piezas que elaboran, aunque sean tan sencillas como una taza: podría llegar un momento en que esa taza sea todo lo que quede del edificio en el que se encuentre.

¿Qué es lo más interesante que ha ocurrido en la alfarería en los últimos años?

Gracias a que la cerámica permite combinar personalización, publicidad y costes reducidos, cada vez más y más personas tienen en sus manos objetos con diseños personalizados, como tazas de café con logotipos y marcas.

Desde empresas a organizaciones benéficas, pasando por museos, monumentos e incluso eventos, todos quieren sacar provecho de las muchas ventajas que ofrecen objetos como una taza personalizada.

De hecho, se trata de uno de los artículos más vendidos por las empresas de alfarería de todo el mundo.

¿Qué le espera a la cerámica en el futuro?

Como hemos visto hasta ahora en este blog de cerámica, a lo largo del desarrollo de la civilización, las personas han recurrido a la cerámica para mejorar su forma de vida.

Y eso no debería cambiar demasiado en el futuro próximo.

La gente siempre tendrá la misma necesidad de usar objetos de cerámica, ya sea por motivos prácticos o artísticos.

Desde la perspectiva de un ceramista, la necesidad de objetos de cerámica no se satisface gracias a los fabricantes de los países ricos.

Por contra, debido a la fuerte competencia de las importaciones de bajo coste, muchos fabricantes de estos países están externalizando sus instalaciones de fabricación para reducir los costes, y eso cuando no tienen que cerrar.

Sin embargo, en este blog de cerámica creemos en el futuro de esta técnica, ya que en muchos los objetos de cerámica van mucho más allá de lo meramente funcional.

De esta forma, la alfarería como negocio puede centrarse en el aspecto artístico, con estilos distintivos y creando objetos relacionados con lugares y eventos que la gente se quiera llevar a sus casas para conmemorar un recuerdo especial en sus vidas.

Por lo tanto, la cerámica puede seguir contribuyendo a este objetivo, haciendo que personas de todo el mundo pueda mantener sus recuerdos durante los años, siglos y milenios (bueno, en este caso puede que sólo unos fragmentos) venideros.