Saltar al contenido

Caballete de pintura barato: ¿cuál deberías comprar en 2018?

22 octubre, 2018

Si estás buscando un caballete pintura barato y de calidad te hemos hecho el trabajo sucio. Pasamos una encuesta a los lectores que pintan como hobby y a nivel profesional. Aquellos que habían comprado un caballete en los últimos meses pusieron nota a su modelo, y estos fueron los 8 ganadores más votados.

Bestseller No. 1
Artina Florenz set de pintura de 28 piezas caballete maletín de mesa para profis y aficionados 18...
  • SET DE 28 PIEZAS Este set de 28 piezas es ideal para iniciantes en la pintura para niños : 1 caballete -maletín de mesa,...
ahora de ofertaBestseller No. 2
Amzdeal Caballete de Pintura Regulable Aleación de Aluminio Ligero Caballete Plegable trípode...
  • ES apto para pintor a dibujar o simplemente utilizar como pantalla. Tambien se puede usar en la sala de reuniones, en el...
ahora de ofertaBestseller No. 3
Royal & Langnickel REA6000 - Set de artista caballete para todos los usos, 104 piezas
  • El set caballete de artista para todos los medios Royal & Langnickel es perfecto para el ávido artista, estudiante, o...
Bestseller No. 4
Artina - Caballete de Academia Barcelona - Madera Altura MAX. Lienzo: 120 cm - Altura: 225 cm...
  • 🎨CABALLETE DE ALTA CALIDAD🎨 Está buscando un regalo magnífico para artistas o quiere empezar con la...
ahora de ofertaBestseller No. 5
Aibecy Caballete de Madera 150cm/ 59 Inch para Pintura ,Pino de Nueva Zelanda
  • Caballete de madera en forma de A con construcción estable de 3 piernas.
Bestseller No. 6
Walimex 18429 - Caballete de aluminio para pintar (con soporte para pinceles), capacidad max de...
  • Caballete con una altura de montaje de 50 a 165 cm, incl. soporte para colores, pinceles y trapos
Bestseller No. 7
Artina Set de Pintura Milano Caballete de Mesa y Kit de Pintura de 19 Piezas con Colores acrílicos...
  • 🎨TABLA MALETÌN Y SET PARA PRINCIPIANTES Y PROFIS🎨 Fantástico set de pinturas de 19 piezas para...
Bestseller No. 8
Daler Rowney - set completo de pintura 111 piezas yset de dibujo XXL con caballete, colores,...
  • SET DE ARTE 111 PIEZAS POR DALER ROWNEY Dé rienda suelta a su creatividad con este completo set de arte de 111 piezas, que...

Si quieres comprar un caballete de pintura barato pero no estás seguro del tipo adecuado para ti, ¡este práctico resumen de caballetes de pintura te aclarará el proceso! Para ello, explicaré las diferencias entre los distintos tipos de caballetes, lo que te ayudará a determinar qué caballete de pintura barato es el mejor para tus necesidades.

Tipos de caballete pintura barato

El motivo por el que recomiendo un caballete de sobremesa es doble:

  1. Como estás acostumbrado a una altura específica a la hora de trabajar, esto te ayudará a realizar la transición desde trabajar en una posición horizontal a hacerlo en una superficie casi vertical de forma mucho más sencilla. Además, es probable que tengas una silla o un asiento cómodo a la altura correcta, y también que tenga un buen respaldo.
  2. El propio escritorio blanco barato te proporciona un montón de superficie para poner tus pinturas, el agua/disolvente, los trapos, las brochas, etc. De esta manera, no tendrás que recurrir a una mesa separada o ni tendrás dificultades para sujetarlo todo mientras pintas.

Caballetes de trípode

Los caballetes de trípode son ideales para: personas con espacio limitado que trabajan a escala pequeña o mediana.

Los caballetes de trípode tienen forma triangular y disponen de tres patas: dos en la parte frontal y una en la trasera. Cuando los miras de frente, la forma recuerda a la letra “A”. Esta forma triangular facilita la posibilidad de poner el caballete en una esquina en caso de que no se disponga de mucho espacio.

caballete pintura baratoAdemás, estos caballetes son fáciles de guardar porque la pata trasera se puede empujar hacia delante. Esto aplana el caballete para poder almacenarlo en armarios o similares. El rango de precios de los caballetes de trípode va desde los 50 € hasta los 250 €.

Dependiendo del modelo específico, los caballetes de trípode pueden sostener lienzos de entre 1 y 1,9 metros.

No obstante, también son capaces de sujetar cualquier cosa más pequeña.

Ahora bien, no son tan robustos como los caballetes de estudio o los gigantes, por lo que si sueles trabajar a gran escala, considera un tipo distinto de caballete.

Caballetes de estudio

Los caballetes de estudio son ideales para: artistas que necesitan caballetes estables y la capacidad para trabajar con lienzos grandes.

Los caballetes de estudio tienen una estructura en forma de “H”.

Este tipo de caballetes suelen tener una base sólida que hace que sean más robustos que los caballetes de trípode.

La desventaja es que usan más espacio y no son tan fáciles de plegar y de ocultar. Sin embargo, también hay disponibles modelos más pequeños para quienes vivan en espacios reducidos.

Si tienes un espacio de estudio dedicado donde puedas dejar tu caballete de manera indefinida, entonces un caballete de estudio merece la pena la inversión. Son capaces de soportar lienzos más grandes que los caballetes de trípode.

Dependiendo del modelo concreto, algunos caballetes de estudio tienen prácticas bandejas para guardar los accesorios de pintura.

E incluso los hay que se pueden plegar para guardarlos.

No obstante, incluso cuando están plegados, los caballetes de estudio seguirán siendo más aparatosos y voluminosos que los de trípode. Muchos pueden sostener lienzos de hasta 2,2–2,5 metros.

El rango de precios de los caballetes de estudio va desde los 90 € a los 1460 €.

Caballetes gigantes

Los caballetes gigantes son ideales para: artistas profesionales que trabajan de forma habitual a gran escala en un espacio de estudio dedicado.

Los caballetes gigantes tienen un nombre acertado porque están diseñados para artistas que trabajan a gran escala.

Si sueles trabajar con lienzos mayores de 2,4 metros (¡nada menos!), entonces lo más adecuado para ti es un caballete gigante. Estos caballetes son más fuertes y robustos, de manera que pueden soportar el peso y el tamaño adicional de los lienzos grandes.

Según el modelo específico, los caballetes gigantes pueden soportar pinturas de hasta 2,2–3 metros de alto. Los caballetes gigantes son voluminosos y pesados, por lo que no son fáciles de transportar o guardar como la mayoría de los otros tipos de caballetes.

Tampoco son los más adecuados si quieres comprar un caballete de pintura barato. En concreto, el rango de precios va desde los 300 € a los 1800 €.

Caballetes convertibles o híbridos

Los caballetes convertibles son ideales para: personas que trabajan frecuentemente con más de una técnica.

Los caballetes convertibles (también llamados caballetes híbridos) son uno de los tipos más fascinantes de caballetes porque se pueden “convertir” para pasar de ser un caballete normal a uno de sobremesa. Esto es útil para los artistas que trabajan con diversas técnicas.

Por ejemplo, los pintores que usen pintura acrílica o hacen cuadros abstractos al óleo necesitan trabajar con sus obras verticales sobre un caballete, mientras que los pintores que usen acuarelas y pinturas al pastel pueden preferir una superficie más horizontal de sobremesa. Así que si necesitas ambos tipos de superficies, este caballete es para ti.

Dependiendo del modelo concreto, los caballetes convertibles pueden sujetar pinturas de hasta 2,1 metros de alto. Algunos también incluyen una bandeja para colocar tus accesorios.

os caballetes convertibles suelen ser más robustos que los de trípode, pero requieren más espacio. El rango de precios de los caballetes híbridos va desde los 90 € a los 750 €.

Caballetes de mástil único

Los caballetes de mástil único son ideales para: personas con un presupuesto ajustado que viven o trabajan en lugares con poco espacio.

Los caballetes de mástil único son sencillos y asequibles. No son tan robustos como los de estudio o incluso los de trípode, pero pueden cumplir su cometido para artistas principiantes, estudiantes de arte o cualquiera que necesite un caballete de pintura barato que sea fácil de almacenar.

Según cuál sea el modelo concreto, los caballetes de mástil único pueden soportar pinturas de hasta 1,8 metros de alto. En cuanto al rango de precios, está entre los 42 € y los 600 €.

Caballetes de sobremesa

Los caballetes de sobremesa son ideales para: artistas que trabajan a pequeña escala y no necesitan un caballete de tamaño completo, que disponen de espacio limitado o que necesitan un caballete portátil.

Los caballetes de sobremesa son perfectos para los artistas que trabajan a pequeña escala. Como el nombre sugiere, este tipo de caballetes son lo bastante pequeños como para colocarlos sobre una mesa, lo que hace que sean muy portátiles. Además, como no ocupan un montón de espacio, se pueden guardar con facilidad.

En el mercado hay disponibles caballetes de sobremesa con diseños de estudio, de trípode y de mástil único.

Algunos disponen de un cajón para guardar los accesorios de pintura. Esto resulta útil para los artistas que necesitan transportar su caballete y sus accesorios entre su casa y una escuela, por ejemplo.

Dependiendo del modelo concreto, algunos caballetes de sobremesa pueden sostener pinturas de hasta 80 centímetros de alto. En lo que respecta al precio, se sitúa entre los 15 € y los 200 €, por lo que son una buena opción para comprar un caballete de pintura barato.

Caballetes portátiles o plein air

Los caballetes portátiles son ideales para: artistas plein air que necesitan un caballete ligero que sea fácil de transportar e instalar.

Los caballetes plein air están diseñados para sacarlos al aire libre. Los mejores modelos son fáciles de transportar y de instalar.

Disponen de un trípode y están hechos de madera o de aluminio. Además, los caballetes plein air de estilo francés contienen cajones incorporados para los accesorios de pintura, y una balda para sujetar una paleta. Algunos también pueden transportar lienzos.

Según cuál sea el modelo concreto, algunos caballetes plein air pueden sujetar pinturas de entre 1,2 y 2 metros de alto. En cuanto al precio de estos caballetes, va desde los 17 € a los 500 €.

Caballetes de banco

Los caballetes de banco son ideales para: artistas que pintan al aire libre.

Los caballetes de banco son geniales porque son una combinación de un caballete y un banco. Esto es realmente útil para pintores plein air o artistas que hagan demostraciones.

Al plegarlos pasan a ser portátiles, por lo que puedes llevarlos contigo para pintar donde quieras sin tener que cargar con una silla adicional.

También pueden tener ruedas para facilitar el transporte.

Dependiendo de cuál sea el modelo concreto, algunos caballetes de banco son capaces de sostener pinturas de hasta 60 centímetros de alto. En lo que respecta al precio, puede ir desde los 230 € a los 400 €.

Caballetes de exposición

Los caballetes de exposición son ideales para: artistas que necesiten caballetes para mostrar su trabajo en una exposición o una visita de estudio.

Los caballetes de exposición están pensados sólo para eso: exponer. Este tipo de caballetes no están diseñados para pintar, ya que son demasiado endebles. También conocidos como caballetes de decorador, entre estos caballetes se incluyen los que tienen diseños inusuales o extravagantes, lo que permite realizar presentaciones estéticamente vistosas.

Dependiendo del modelo específico, algunos caballetes de exposición pueden sostener pinturas de hasta 1,4 metros de altura. En lo que respecta al precio, va desde los 17 € a los 400 €.

Caballetes para niños

¡No nos olvidemos de nuestros pequeños Picassos! Los caballetes para niños suelen ser ajustables, de manera que pueden crecer con tu hijo. Algunos modelos tienen 2 caras, de manera que dos niños pueden pintar al mismo tiempo.

Por otro lado, también hay algunos que incorporan pizarras, tableros magnéticos y/o fáciles de borrar, con un rollo de papel que lo dispensa en la parte superior del tablero. El rango de precios de los tableros para niños abarca desde los 35 € a los 400 €.

Por lo tanto, son una buena alternativa para comprar un caballete de pintura barato para un niño que muestre interés por el arte.

Antes de comprar un caballete

No hay nada como un caballete para mantener una pintura en su sitio mientras se trabaja en ella. Además, trabajar verticalmente implica pintar en el mismo plano en el que la pintura se acabará colgando. También reduce el riesgo de derramar cosas sobre ella, o de que acumule polvo.

Puedes trabajar sentado en un taburete o de pie, aunque esta última opción facilita poder dar un paso atrás para ver cómo progresa la pintura.

¿Qué tipo de caballete debería comprar?

El tipo de caballete que compres dependerá el tipo de pintura que suelas hacer mayoritariamente.

Si te gusta trabajar con lienzos a gran escala, entonces lo adecuado no será un caballete de sobremesa. De forma similar, si sólo trabajas a pequeña escala, entonces es posible que un caballete de sobremesa te resulte mucho mejor que uno que se coloque sobre el suelo.

Y si disfrutas pintando de pie, entonces considera comprar un caballete de pintura para colocarlo sobre el suelo. Por último, si pintas de forma enérgica, tendrás que comprar un caballete pesado que te proporcione estabilidad.

¿Importa la técnica que vaya a usar?

Si sólo pintas con acuarelas, es probable que no quieras un caballete que sólo sostenga tu trabajo en posición vertical. En este caso, busca algo que te permita ajustar de manera sencilla el ángulo con el que trabajes.

Por otro lado, los cuadros al óleo baratos deberían sujetarse verticalmente o casi, ya que acumularán menos polvo. Las pinturas acrílicas se secan con la suficiente rapidez como para que el polvo no sea un problema de verdad.

¿Cuánto cuesta un caballete de pintura?

Como la mayoría de las cosas, el precio de los caballetes varía desde los asequibles caballetes para bocetos y de exposición hasta los caballetes de estudio a gran escala.

Si estás empezando y quieres comprar un caballete de pintura barato, entonces es probable que lo mejor sea un caballete de sobremesa (o uno de bocetos si quieres pintar de pie).

Pero si tu presupuesto es ajustado y te hace ilusión un caballete de estudio, lo mejor es que no escatimes y compres otro diferente. O ahorra un poco más.

Caballetes de sobremesa

Resultan geniales si dispones de poco espacio, ya que no ocupan sitio en el suelo y se pueden plegar. Están disponibles de varias formas, incluyendo los que son versiones en pequeño de los que se colocan sobre el suelo, así como de los caballetes de trípode (con tres patas) y los que incluyen cajas de almacenamiento.

Por lo tanto, son una buena opción para comprar un caballete de pintura barato. Ahora bien, no sirven para sujetar pinturas de gran tamaño. Además, la facilidad a la hora de pintar también depende de la altura de tu superficie de trabajo: ten cuidado de no tener que agacharte para pintar.

Caballetes de estudio

Los caballetes de estudio son grandes, se colocan sobre el suelo y pueden albergar lienzos grandes.

Los que tienen un pie cuadrado (con estructura en forma de H) son más estables que los que tienen tres patas (dos en la parte frontal y una en la trasera), pero no se pliegan con tanta rapidez para apoyarlos contra una pared.

Los caballetes de estudio pueden llegar a ser realmente enormes, pesados, ¡y caros! Por lo tanto, elige el tamaño del caballete de estudio dependiendo del tamaño del lienzo que vayas a usar de forma realista.

Caballetes franceses

Un caballete francés es un caballete tres en uno: una caja, un caballete y un estuche para lienzos. La caja permite guardar tus accesorios de pintura y tu paleta. Por otro lado, las patas y el brazo que soportan el lienzo se pliegan para que sea fácil de transportar.

Además, dispondrás de un lugar donde poner el lienzo cuando lo lleves todo de vuelta a casa. También es posible variar el ángulo en el que trabajas entre vertical y horizontal.

Caballetes para bocetos, portátiles y de exposición

Los caballetes para bocetos o portátiles son ligeros y resultan útiles para llevar al aire libre.

Comprueba qué tamaño tienen cuando están plegados.

En cuanto a los caballetes de exposición, están hechos para exhibir una pintura y suelen ser un poco endebles para trabajar sobre ellos. Son útiles para apoyar una pintura que se está secando, pero también lo es una pared.

Cajas caballete

Son una variante de los caballetes de sobremesa que dispone de una caja para almacenar tus accesorios de pintura. La tapa de la caja tiene un reborde para sostener tu lienzo.

Si estás empezando, considera comprar uno que incluya pinturas, brochas y demás accesorios en su interior.

Caballete de pintura barato: ¿cuál deberías comprar en 2018?
5 (100%) 1 vote