Saltar al contenido

Cortador de cerámica: ¿cuál es mejor comprar en 2018?

23 octubre, 2018

¿Tienes una necesidad repentina de cambiar el alicatado de tu casa? Pues me temo que no hay una solución rápida, ¡y necesitarás una herramienta específica!

En concreto, vas a necesitar un cortador de cerámica manual, eléctrico o radial, dependiendo del tipo de azulejo y su grosor. Así que pongámonos manos a la obra… Nunca mejor dicho.

Antes que nada, mira los 5 que gustan más a nuestros lectores, según las votaciones que hice en el blog.

Bestseller No. 1
BELLOTA 50-B Cortadora cerámica Pop
  • Máxima robustez y precisión de corte a lo largo del tiempo gracias al diseño compacto y concepción integral del producto
Bestseller No. 2
BELLOTA 60-R-B Cortadora cerámica Pop R
  • Máxima robustez y precisión de corte a lo largo del tiempo gracias al diseño compacto y concepción integral del producto
Bestseller No. 3
Einhell - TH-TC 618 - Mesa Corte cerámico
  • Mesa de acero inclinable con escalonamiento en el angulo y función de bloqueo doble
ahora de ofertaBestseller No. 4
Rubi 14948 Cortador STAR-61 con Maleta, Gris, 63 cm
  • Nuevo soporte reforzado para ofrecer mayor durabilidad y potencia de separación. Guías de acero cromadas con tratamiento...
Bestseller No. 5
Vitrex VIT102350 - Cortadora de azulejos
  • Tiene una puntuación sencilla y broche de presión acción de corte

Las tres primeras son las que he usado en algún momento u otro (no sólo en mi taller), y puedo corroborar que son buenas en relación calidad-precio. Así que seguro que cada cortador de cerámica que hay también vale la pena.

Por cierto, más abajo enlazamos algunos eléctricos que hemos visto que tienen buena calidad-precio, pero el cortador de cerámica manual es el más asequible.

¿Qué herramientas puedes usar para cortar cerámica?

La herramienta correcta para la tarea dependerá del tamaño y la distribución del lugar en el que vayas a realizarla, del tipo de azulejo que quieras usar y del método de colocación (recto o diagonal).

En concreto, existen tres tipos de cortador de cerámica:

  • Manual
  • Eléctrico (montado en una mesa de trabajo)
  • Radial

Además, debes tener en cuenta algo fundamental en relación al corte de cerámica: no es lo mismo cortar porcelana fina que loza robusta, ¡y eso por no hablar de la arenisca!

Por lo tanto, la facilidad con la que puedas realizar los cortes dependerá de tu gusto en cuando a diseño de interiores, ya que algunos tipos de azulejos requieren una herramienta más potente.

Y ahí es donde esta guía te será de utilidad.

¿Es suficiente con un cortador de cerámica manual?

El principio de funcionamiento de un cortador de cerámica manual es muy sencillo: desplazas una pequeña rueda a lo largo de una guía, arañando la superficie del azulejo y debilitando la línea de corte.

En una segunda pasada sólo tienes que aplicar una fuerza mayor y, ¡listo! ¡Ya tienes un azulejo del tamaño perfecto!

Ahora bien, debes tener en cuenta varias cosas antes de tomar una decisión…

Dimensiones

La longitud determina la capacidad de corte. Este parámetro varía entre 30 centímetros y más de 120.

La anchura de corte es inferior, lo que sirve para estabilizar el mecanismo y mejorar el corte.

Dado que la diagonal siempre es mayor que la longitud, toma nota con cuidado de las medidas relevantes de los azulejos si tienes pensado colocarlos a 45 grados.

Rueda de corte

La rueda de corte, que está hecha de carburo de tungsteno o carburo de titanio (para una mayor durabilidad), tiene un diámetro que oscila entre los 6 y los 22 milímetros, lo que determina el grosor máximo que puede tener el azulejo.

Algunos modelos te dejan cambiar fácilmente el diámetro de la rueda dependiendo del azulejo con el que estás trabajando, lo que resulta bastante práctico.

Después de todo, será difícil cortar un azulejo con un grosor de 15 milímetros usando una rueda de corte que tiene un diámetro de sólo 6 milímetros…

Guías

Las guías se utilizan para desplazar la rueda de corte. Si el cortador de cerámica dispone de dos guías, podrás disfrutar de una mayor robustez y precisión de corte.

Separador

El separador puede ser fijo o móvil.

Un separador fijo ahorra tiempo, porque no tienes que volver a colocarlo después de cada pasada de la rueda de corte. Sin embargo, los cortes a 45 grados están limitados debido a la falta de agarre y, por lo tanto, de la fuerza de corte… ¡Así que depende de ti!

La fuerza de corte puede superar la tonelada, pero 500 kilos es más que suficiente para cortar tanto cerámica como piedra maciza de un grosor limitado.

Accesorios

Algunos modelos incluyen accesorios como topes laterales y una guía graduada para facilitar el ajuste o realizar trabajos de gran volumen.

Además, la guía se puede ajustar a 45 grados en algunos modelos. Por otro lado, ¡los topes de precisión milimétrica también son muy útiles!

Ventajas e inconvenientes

Las ventajas de este tipo de cortador de cerámica son que no produce tanto polvo y que es lo bastante ligero como para poder llevarlo a donde haya que utilizarlo.

Sin embargo, la principal desventaja es que no puedes cortar todos los tipos de azulejos. Además, resulta bastante complicado realizar cortes con anchuras pequeñas sin producir esquirlas.

Por último, no podrás hacer cortes biselados o empezar a cortar en medio de un azulejo.

Eligiendo un cortador de cerámica eléctrico

Bestseller No. 1
Einhell - TH-TC 618 - Mesa Corte cerámico
  • Mesa de acero inclinable con escalonamiento en el angulo y función de bloqueo doble
Bestseller No. 2

En este caso, el corte lo realiza un disco diamantado que desgasta el azulejo. A menudo, el cortador utiliza refrigeración por agua.

Potencia del motor

La potencia del motor oscila entre 400 y más de 900 vatios, lo que influye en el posible grosor que puede tener el azulejo.

Una máquina de 600 vatios es bastante versátil. Ahora bien, los modelos profesionales más grandes pueden cortar grosores superiores a los 40 milímetros.

Comodidad del usuario

En lo que respecta a la comodidad, resulta muy práctico que el cortador de cerámica eléctrico disponga de una guía lateral desmontable (que se puede ajustar en un intervalo de ángulos) y de topes adicionales.

Además, es fundamental que tenga una cubierta protectora por motivos de seguridad. Estas máquinas permiten que la superficie de corte esté inclinada para realizar cortes biselados.

También es útil que ofrezcan una extensión de la superficie de trabajo para poder cortar anchuras mayores.

Estos cortadores tienen un peso muy manejable (unos 15 kilos de media), lo que hace que sean una opción muy práctica.

Eso sí, no lograrás un corte perfecto a menos que elijas correctamente un disco en buenas condiciones.

Además, siempre es preferible optar por un modelo que venga equipado con un protector térmico.

Desventajas

Como no hay ninguna herramienta que sea perfecta, siempre hay alguna desventaja: a pesar de la refrigeración por agua, estas máquinas generan un montón de polvo y de ruido al funcionar.

Además, el corte lleva más tiempo que con un cortador de cerámica manual. Y una última cosa: ¡vigila tus dedos!

Sierra radial para trabajos grandes

Con esta máquina, ¡la versatilidad está a la orden del día! Estas máquinas cortan los azulejos moviendo un disco de corte diamantado contra una guía.

Para mayor seguridad y precisión en el corte, el azulejo permanece sujeto con un sistema de abrazaderas.

Estas máquinas pueden cortar hasta una longitud de 1,5 metros, lo que unido a su potencia (los modelos de gama alta pueden llegar a los 2200 vatios), las convierte en las herramientas perfectas para el alicatador profesional.

Las sierras radiales son capaces de cortar más de 100 milímetros de material por pase, y el doble en dos pases.

De hecho, te permiten incluso cortar piedra maciza sin problema.

Debido a su considerable coste y peso, una sierra radial está pensada para realizar trabajos exigentes, como alicatar toda una casa.

De hecho, te permitirá cortar grandes volúmenes de azulejos a la velocidad del rayo.

Desde un punto de vista práctico, pueden estar equipadas con una guía láser, además de los topes y las guías adicionales que suelen ser habituales en los cortadores cerámicos.

Debido a su peso, lo ideal es montarlas sobre un carrito con ruedas para lograr la máxima facilidad de movimiento.

¿Qué cortador de cerámica usar para cada caso?

Trabajos a pequeña escala

Si quieres colocar dos metros cuadrados de azulejos en tu cocina, ¡no hace falta que compres una sierra radial!

Un cortador de cerámica manual te permitirá terminar perfectamente tus pequeños trabajos de alicatado.

Versatilidad

En este caso, un cortador eléctrico es una inversión inteligente, debido a la gran variedad de opciones que te permite. ¡Así que valora la versatilidad frente al gasto económico!

Uso en obras

Por último, si tienes pensado alicatar grandes superficies, o eres un profesional que trabaja con azulejos de 40 milímetros de grosor, está totalmente justificado que compres una sierra radial.

Una última sugerencia al respecto: los artesanos suelen tener tanto un cortador de cerámica manual como uno eléctrico, lo que les permite cubrir casi todas las situaciones posibles. ¡Es una opción que merece la pena considerar si no estás del todo seguro!

¿Comprar o alquilar?

Para realizar trabajos de alicatado importantes, no hay mejor herramienta que un cortador cerámico refrigerado por agua.

Existen otras opciones para cortar azulejos que pueden servirte para trabajos muy pequeños. Sin embargo, si vas a alicatar un baño o un suelo grande, tu trabajo será mucho más sencillo con un cortador de cerámica refrigerado por agua. Sin embargo, estamos hablando de herramientas serias.

Cortar azulejos no es como cortar otro tipo de materiales para cerámica: las roturas están a la orden del día, y el riesgo de que salgan volando partículas afiladas es muy real.

Además, no se trata de una herramienta que puedas usar para otras cosas: se utiliza para cortar cerámica, y sólo cerámica.

Así que es probable que te preguntes (con razón) si tiene sentido comprar esta herramienta o deberías limitarte a alquilar una.

Cómo funcionan los cortadores de cerámica refrigerados por agua

Un cortador de cerámica refrigerado por agua recuerda a una sierra de mesa en miniatura. Sin embargo, está equipada con una hoja de corte de carburo con borde diamantado que es muy distinta de las hojas de sierra usadas para cortar madera.

En vez de cortar el duro material cerámico, lo que hace es erosionarlo. Para ello, está equipada con una superficie deslizante que desplaza el azulejo contra la hoja situada por encima.

La característica más peculiar de estos cortadores es que disponen de un depósito de agua que bombea un flujo de agua sobre el lugar en el que la hoja diamantada está cortando a través del azulejo.

La función de este chorro de agua es refrigerar la hoja y el material cerámico, además de disminuir el polvo y las partículas que salgan volando.

La hoja de un cortador de cerámica refrigerado por agua funciona de manera similar al grueso disco de carburo que utiliza una amoladora.

Sin embargo, es una manera rápida de hacer cortes rectos en un azulejo cerámico.

Además, puede también puede usarse para cortar pizarra y otras baldosas de piedra natural.

Métodos alternativos

Los cortadores de cerámica refrigerados por agua son máquinas ruidosas, sucias y que pueden resultar algo intimidatorias.

Por lo tanto, es posible que algunos aficionados al bricolaje prefieran optar por otros métodos para cortar azulejos.

Por ejemplo, es posible realizar cortes de hasta 30 centímetros en azulejos usando un pequeño y barato cortador de cerámica manual. Sin embargo, los cortes con desiguales y muy impredecibles, por lo que desperdiciarás muchos azulejos.

Además, estos cortadores son más adecuados para los azulejos más delgados que se vayan a colocar en una pared.

cortadora de cerámicaSin embargo, son difíciles de usar con las baldosas más gruesas para el suelo, y no funcionan demasiado bien para cortar los azulejos más duros hechos de porcelana, ni tampoco para las baldosas de piedra natural muy dura.

Por contra, un cortador de cerámica refrigerado por agua realiza cortes predecibles y de calidad en casi cualquier azulejo de cerámica, porcelana o piedra. Si hay algún error, suele ser culpa de quien maneja la máquina.

En teoría, también podrías cortar azulejos usando una sierra circular normal equipada con un disco abrasivo diamantado.

Estos discos se venden precisamente para esta finalidad, pero se trata de un proceso de corte en seco que es sucio y potencialmente peligroso debido a las esquirlas y los fragmentos de barro para modelar que puedan salir volando.

A menos que la distribución del alicatado requiera cortar pocos azulejos, la opción lógica es un cortador de cerámica refrigerado por agua.

Tipos de cortadores de cerámica refrigerados por agua

Estos cortadores de cerámica pueden ser de dos tipos:

  • Cortadores con bomba de recirculación: este tipo de cortador de cerámica filtra el agua y vuelve a hacerla circular. Esto elimina la necesidad de conectar el cortador a un grifo.
  • Cortadores de agua corriente: este tipo de cortador obtiene el agua directamente de una toma. Aunque estos cortadores sin bomba garantizan un rociado continuo de agua limpia, no podrán alejarse mucho de una fuente de agua.

¿Comprar o alquilar?

Los cortadores cerámicos refrigerados por agua son máquinas especializadas y, como ocurre con las sierras de mesa, están disponibles en una gran variedad de calidades y precios.

Hay tiendas online que los ofrecen por precios que van desde menos de 100 € hasta varios cientos de euros. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre con las sierras de mesa, estos cortadores se utilizan sólo para una cosa, por lo que no los usarás excepto cuando tengas que alicatar.

Dado que el coste del alquiler ronda entre los 50 y los 70 euros al día, no tardarás muchos días de alicatado en llegar al punto en el que el coste de comprar un cortador medianamente bueno te salga más rentable que el alquiler.

Como norma general, si sólo tienes que alicatar una estancia, puedes esperar terminar el trabajo en uno o dos días. Por lo tanto, puede tener más sentido alquilar la herramienta.

Pero si tienes que alicatar dos o más estancias, o esperas tener que afrontar otro trabajo importante de alicatado en el futuro, es una buena inversión gastarte 100 o 150 € en un cortador de cerámica refrigerado por agua.

También es posible que debas tener en cuenta el espacio de almacenamiento del que dispongas.

Con sus bandejas que sirven de depósito de agua, estos cortadores son herramientas grandes y voluminosas.

Por lo tanto, si el espacio de almacenamiento en tu casa es limitado, es posible que prefieras alquilar uno de estos cortadores cuando lo necesites.

Cortador de cerámica: ¿cuál es mejor comprar en 2018?
5 (100%) 1 vote