Saltar al contenido

🚪 material para pintar paredes

En su momento llegué a pintar un montón de habitaciones (soy un poco adicto a pintar) y, como ocurre con muchas otras cosas, una vez que le coges el truco resulta bastante divertido.

Así que busca algo de ropa vieja, ponte manos a la obra y, después de unas horas de trabajo físico a la antigua usanza, tendrás una estancia maravillosamente transformada.

Si vas a pintar paredes y techos, tener el material para pintar paredes adecuado resulta fundamental para lograr unos resultados eficaces y de calidad.

No necesitas tener todo tipo de gadgets y accesorios de pintura sofisticados, sólo los que la mayoría de los pintores profesionales usan a diario.

¿Cuál es el abridor oficial de botes de pintura? ¡Pues no un destornillador!

Aunque puedes hacer palanca para abrir botes al comprar pintura pared usando un destornillador si no queda otro remedio, es posible que dañes la tapa. Esto puede afectar al sellado del bote cuando lo vuelvas a cerrar.

Por lo tanto, lo mejor será que te gastes un par de euros en comprar un abridor de botes de pintura pensado para esa finalidad.

ahora de ofertaBestseller No. 1
MagiDeal Abridor de Botellas Latas de Pintura Cubos de Plástico Herramienta de Hogar - Amarillo
  • Esta es una gran herramienta para tener alrededor de su casa, garaje o tienda
Bestseller No. 2
Silverline 917055 - Abridor de botellas y latas de pintura (125 mm)
  • Compatible con latas de pintura de cualquier tamaño

Y cuando hayas terminado tu día de pintura, el abridor de botellas del extremo opuesto de la herramienta te permitirá disfrutar de una merecida cerveza.

Así que cuando vayas a comprar material para pintar paredes, añade un abridor de botes de pintura a tu lista de la compra.

Usa cinta de pintor, no cinta de enmascarar

Bestseller No. 1

La cinta de pintor tiene un adhesivo menos potente que la cinta de enmascarar normal.

Como ésta última se pega tan bien, se rasgará al intentar quitarla y hará que la simple tarea de eliminar la cinta te lleve mucho más tiempo. Por lo tanto, tendrás que fijarte bien para escoger la cinta adecuada al comprar material para pintar paredes.

Además, si no quitas la cinta de enmascarar justo al terminar, el problema puede llegar a ser peor.

De hecho, incluso al usar cinta de pintor, lo mejor es quitarla justo cuando hayas acabado de pintar para así evitar que se rasgue o que incluso levante la pintura.

Los principiantes rara vez suelen proteger correctamente una habitación antes de pintarla.

Una espátula pequeña es obligatoria

Bestseller No. 1
Liquitex Espátula pequeña 11, Malmesser Nr
  • Ideal para extender, Scumbling, alisar, hacer manchas, mezclar y premezclar pintura

La usarás para aplicar la cinta de pintor en las molduras de madera. Esto hará que queden mejor protegidas, ya que evitará que la pintura se meta por debajo de la cinta y acabe en la madera.

Sin embargo, también la usarás para raspar cualquier resto de suciedad, las gotas de pintura e incluso para cortar de forma limpia la cinta en las esquinas internas.

No escatimes en los recambios para los rodillos

Gástate al menos 5 euros en los recambios de los rodillos para pintar paredes lisas, y asegúrate de que tengan un buen grosor. Los recambios baratos no absorben la pintura y dejarán restos de pelusa.

También pueden tener revestimientos internos de cartón en lugar de plástico, lo que hace que sea casi imposible limpiarlos para volver a usarlos. Los recambios más finos requieren más trabajo, ya que no absorben suficiente pintura.

Además, dejarán más marcas de rodillo, ya que las capas aplicadas serán mucho más finas y nunca podrás cubrir bien la superficie con una única capa.

Así que recuérdalo cuando vayas a comprar material para pintar paredes.

Compra un rodillo decente

Bestseller No. 1
ARTISTORE Set de Rodillos de Pintura MultifunciónProfesional con Cepillo de Manija Telescópica...
  • Mejor valor: Versión actualizada 6 piezas más reemplazo de rodillo de pintura

Igual que ocurre con los recambios, los rodillos baratos tampoco son ninguna ganga. Un rodillo de calidad te durará para siempre, y evitará que los recambios se salgan por uno de los extremos mientras pintas.

Lo más inteligente es comprar un rodillo de 22 centímetros para espacios amplios y otro de 7 centímetros para zonas demasiado estrechas como para usar el anterior.

Mangos extensibles

Nunca o casi nunca verás a un pintor profesional usando un rodillo directamente con el mango (esto sólo lo verás en los anuncios de televisión).

En vez de eso, siempre usan un mango para hacer más palanca, aumentar el alcance y poder usar la fuerza de ambos brazos y manos.

Esto no sólo acelera enormemente el proceso de pintado, sino que evita en buena medida la fatiga en la muñeca y la mano. Puedes arreglártelas con un mango de escoba normal. Sin embargo, si vas a realizar un montón de trabajos de pintura durante tu vida, merece la pena ir a una tienda en la que vendan material para pintar paredes e invertir en un buen mango.

Compra una brocha para recortar de 6 centímetros

Una brocha para recortar tiene el extremo de las cerdas en ángulo. Fue diseñada originalmente para pintar alrededor de los marcos de las ventanas.

Sin embargo, hoy en día es el tipo de brocha al que recurren los profesionales para recortar en esquinas internas, contra los techos o alrededor de las molduras de madera antes de pintar las paredes.

También está la opción de tirar por un pulverizador de pintura o lo que se llama una pistola para pintar con compresor.

Lonas protectoras de tela

Cuando vayas a comprar material para pintar paredes, evita las lonas protectoras con revestimiento de plástico.

Las de tela son más fáciles de extender y no patinan, por lo que son mucho más seguras. Por otro lado, merece la pena invertir en al menos dos lonas protectoras diferentes: una que mida 3 por 4 metros (más o menos) para superficies más grandes, y otra larga y estrecha de tipo “corredor”.

Éstas últimas vienen genial para pasillos y escaleras, así como para extender a lo largo de las paredes para recortar y pintar con rodillo.

Una bandeja profunda para trabajos pequeños

Una bandeja para rodillo normal está bien para habitaciones pequeñas. En concreto, las de plástico son las mejores.

De hecho, ni siquiera tienes que limpiarlas después de acabar el trabajo: simplemente vierte el exceso de pintura en el bote, deja que la pintura se seque en la bandeja y podrás añadir más sobre la que se haya secado.

Tras unas pocas capas, no tendrás más que raspar la capa de pintura seca y empezar de nuevo.

Una cubeta de 20 litros con rejilla para trabajos grandes

Si tienes que pintar muchas habitaciones o estancias de tamaño grande, entonces éste es el material para pintar paredes que necesitas.

Vierte siete u ocho litros de pintura en la cubeta, mézclala bien y coloca la rejilla en el borde de la cubeta. Esto facilita y agiliza el proceso de empapar el rodillo, escurrirlo y aplicar la pintura en la pared.

Cubeta con asa

Bestseller No. 1
Maurer 12020115 Cubeta Pintar Domestica con Rodillo
  • Cubeta pintar domestica con rodillo.
ahora de ofertaBestseller No. 2

Para recortar, te conviene usar una cubeta con asa que puedas llevar contigo para poder empapar la brocha.

Te servirá con un bote de pintura vacío, pero por unos 10 euros podrás hacerte con una de estas cubetas con asa en una tienda en la que vendan material para pintar paredes.

El asa para la mano hace que su uso sea muy cómodo y práctico. Por otro lado, tiene un imán para sujetar la brocha por su virola y que quede fuera de la pintura. De hecho, puedes incluso comprar revestimientos desechables para así no tener que limpiar la cubeta.

Escalera de tijera de 1,2 metros

Bestseller No. 1

Si ya tienes una escalera de 1,8 metros, entonces te servirá. Pero si vas a comprar material para pintar paredes y necesitas una escalera, una de 1,2 metros resulta perfecta para pintar una estancia media.

Es lo bastante alta para recortar en techos de 2,4 metros y suficientemente pequeña como para que puedas moverla de un lado a otro con una sola mano (mientras con la otra sujetas una cubeta con asa).

Eso sí, no te hagas daño.

¿Quieres probar algo nuevo con la pintura?

Me he dado cuenta de que tener preparado todo el material para pintar paredes supone una gran diferencia cuando tengas que ponerte a pintar.

De esta manera, tenerlo todo listo permite reducir la frustración y ayuda a que el proceso vaya más rápido.

Así que si vas a ponerte manos a la obra con un nuevo proyecto de pintura, aquí hay una lista que deberás tener en cuenta al comprar material para pintar paredes.

Materiales de preparación

Antes de empezar con la parte divertida, es importante dedicar unas horas a preparar las paredes: es importante tapar agujeros, limpiar y lijar para obtener el mejor resultado.

  • Masilla y espátula – Para tapar todos los agujeros.
  • Rasqueta metálica para pintura – Te permitirá raspar cualquier resto de pintura agrietada o desconchada (si fuera necesario) antes de lijar.
  • Papel de lija de grano fino – Úsalo para igualar las texturas rugosas y para suavizar cualquier protuberancia.
  • Jabón suave y solución acuosa – Podrás usarlos para limpiar la suciedad o la grasa de las paredes antes de aplicar la imprimación.
  • Cinta de pintor – Úsala para recubrir los bordes con el fin de que la pintura no manche zonas que no vayas a pintar. También puedes utilizarla para cubrir herramientas y enchufes. Una buena cinta de pintor te permitirá lograr unos bordes rectos y limpios.

Más material para pintar paredes

  • Lona protectora – Podrás usarla para proteger los suelos y los muebles (en caso de que no puedas sacarlos fuera de la zona en la que vayas a pintar). Incluso llegué a usar periódicos como último recurso, pero no los recomendaría si vas a pintar una zona enmoquetada.
  • Brocha en ángulo – Úsala para pintar esquinas. Las brochas en ángulo ayudan a lograr bordes limpios sin que la pintura manche lo que no debe. Esto puede ser complicado en las esquinas si usas una brocha plana normal.
  • Brocha plana de 8 centímetros – Úsala para “recortar”, que es el proceso de pintar el borde alrededor de una zona protegida con cinta de pintor.
  • Rodillo y recambios – Usa un rodillo para hacer la mayor parte del trabajo de pintado, ya que es un método mucho más rápido que una brocha. Si vas a pintar una habitación grande o con techos altos, te recomiendo usar un mango extensible para conectarlo al rodillo y tener un mayor alcance. En cuanto a los recambios para los rodillos, asegúrate de elegir los adecuados para tu proyecto. No todos los recambios son iguales, ya que algunos están diseñados para paredes con superficies lisas, otros para estuco y ladrillo, y otros para superficies muy lisas como el metal.
  • Bandeja de pintura – Te permitirá contener cantidades más pequeñas de pintura al trabajar. También es útil para evitar mojar las brochas directamente en los botes, lo que puede contaminar la pintura con polvo y suciedad.

Pintura

  • Imprimación – La imprimación es una primera capa que se aplica antes que el color. Si tienes pensado pintar encima de un color ya existente, la imprimación lo tapará y creará una superficie en blanco para que el nuevo color quede uniforme y requiera menos capas. La imprimación también posee propiedades adherentes que permiten que la pintura se adhiera de manera más uniforme, por lo que podrás lograr un resultado de mayor calidad en menos tiempo. Muchas marcas de pintura ofrecen la opción de mezclar la imprimación con la pintura, lo que puede ahorrar mucho tiempo. Así que puedes buscar este tipo de productos cuando vayas a comprar material para pintar paredes.
  • Pintura para interior – Y por último, ¡la parte divertida! Aparte de elegir el color, existen distintos tipos de pintura y cada uno es más adecuado para una finalidad distinta.
  • La pintura mate es adecuada para zonas poco transitadas y techos, ya que proporciona un acabado apagado y sin brillo, además de ser más difícil de limpiar.
  • Las pinturas satinadas y semi-mates son adecuadas para zonas más transitadas (como dormitorios o salas de estar), ya que son fáciles de limpiar y son ligeramente reflectantes, lo que es deseable en la mayoría de las habitaciones.
  • Las pinturas semi-brillantes y brillantes son más apropiadas para bordes, alféizares, barandillas o superficies pequeñas. Sin embargo, no se recomiendan para pintar paredes.